🔥¡Atención!: a temperaturas superiores a 25°C, nuestros productos con chocolate pueden derretirse🔥

Cebolla crujiente sin grasa BIO 500 g

16,50 €*

33,00 €* por 1 kilo

Precios con IVA incluido, más gastos de envío

  • Cebolla crujiente ecológica
  • Sin aditivos
  • Sin grasa
  • Irresistiblemente crujiente
  • Ideal como topping en ensaladas, sopas o perritos calientes
Cantidad: Cebolla crujiente sin grasa BIO 500 g
16,50 €

Disponible de inmediato, plazo de entrega 6-7 días

Fecha de consumo preferente: 30.11.2024

Cómpralo ahora: Cebolla crujiente sin grasa BIO 500 g

Solo querías comprar un par de cosas de la famosa tienda de muebles, pero miras la cesta ¡y está hasta arriba! Cada vez que visitas la tienda, el cansancio invade tu cuerpo. Has esquivado cochecitos y parejas peleándose y has visitado 3 pisos piloto diferentes. Y después de todo eso, has tenido que hacer una cola eterna para terminar el día disfrutando del deseado y merecido perrito caliente con extra de mostaza y kétchup, pepinillos y ¡cebolla crujiente!

Cebolla crujiente sin grasa

“Tiene que crujir al morderla. Pero, ¿sin grasa? Claro que sí, no la necesitamos.” ¡Dicho y hecho! Por eso, hemos encontrado la manera de que nuestra cebolla quede crujiente sin aceite. ¡Completamente sin grasa! Además, no le añadimos aditivos para que la cebolla mantenga su sabor dulce. Por tanto, la receta de la cebolla crujiente no lleva harina ni sal. Su magnífica textura y su sabor extraordinario se deben al secado especial. Primero se cuecen en el horno las cebollas a 47 °C. A continuación, se produce la expansión al vacío, que hace que los trocitos de cebolla queden crujientes en poco tiempo. Por último, se vuelven a secar. Y así se consigue la cebolla crujiente perfecta. ¡El perrito caliente de la tienda de muebles la mira con envidia!

Cebolla crujiente para ensaladas, puré de patatas, etc.

¿Y qué vas a hacer con tu nuevo y exquisito topping? En KoRo, la cebolla crujiente forma parte de casi todos los platos: ensaladas, bowls, sopas... ¡Todos ellos están más buenos con un toque crujiente! Además, es imprescindible en hamburguesas, perritos calientes, puré de patatas y muchas recetas más.

No te pierdas nuestra cebolla crujiente

Cuando el sofá nuevo eche de menos la tienda de muebles, el crujido de la cebolla crujiente le ayudará a superarlo. Con nuestra cebolla crujiente, no solo harás algo bueno por tu sofá, sino por ti también, así que ¡regálate la cebolla crujiente sin harina ni aceite!

Información nutricional por 100 g
Calorías (en kj/kcal) 1464 / 350
Grasas 0 g
de las cuales saturadas 0 g
Carbohidratos 63 g
de los cuales azúcares 60 g
Fibra alimentaria 22 g
Proteína 13 g
Sal 0.09 g
Número de producto: ZWIEB_001
Origen Egipto
Origen (elaboración) España
Origen ecológico Agricultura de la UE
Contenido 0.5 kg
Fabricante KoRo
EAN/GTIN 4260718298526
Hoja de datos Especificaciones
Control y origen ecológico
PL-EKO-07
Alérgenos Etiquetado de alérgenos
Tiempos de envío Tiempo de entrega
Empresa KoRo Handels GmbH
Hauptstraße 26, 10827 Berlin
Almacenamiento Conservar en lugar fresco y seco.
Ingredientes 100% cebolla* *agricultura ecológica
Contaminación cruzada Puede contener trazas de GLUTEN, SOJA, FRUTOS SECOS y SÉSAMO.
Fecha de consumo preferente 30.11.2024
Denominación de venta Cebolla crujiente ecológica secada cuidadosamente
Prensa y revendedores Imagenes sin fondo
Preguntas frecuentes: Cebolla crujiente sin grasa BIO 500 g
100 gramos de cebollas fritas contienen 350 kcal. Todos los valores nutricionales se pueden encontrar en la tabla que aparece al lado o debajo de la descripción del producto.
Sobre todo, una dieta equilibrada y variada es saludable. Por lo tanto, nos resulta difícil dividir los alimentos per se en buenos, malos, sanos y no sanos. Como siempre, "el equilibrio es la clave". En cualquier caso, nuestras cebollas fritas ecológicas son un buen complemento crujiente y sin grasa para tazones, spaetzle de queso o perritos calientes (veganos). También hemos prescindido de aditivos como el aceite o la harina.
Las cebollas asadas pueden almacenarse durante al menos 18 meses directamente después de su producción. Lo mejor es guardarlos en un lugar fresco y seco. Tenga también en cuenta que ésta es sólo la fecha de consumo preferente.
A menudo, las cebollas asadas compradas se mezclan con harina, aceite, sal y otros aditivos. Hemos prescindido de todas las campanas y silbatos y nos hemos centrado en el ingrediente más importante: ¡Cebollas! Por eso sólo encontrará este ingrediente en nuestra lista de ingredientes.
Nuestras cebollas asadas están crujientes incluso sin aceite: no utilizamos ningún aditivo para sacar el sabor dulce de las cebollas. Por eso no contienen aceite añadido y no tienen grasa. En su lugar, secamos suavemente los trozos de cebolla dos veces a 47 °C. Ya está, ¡nuestras cebollas asadas están listas!
Nuestras cebollas asadas son veganas, ¡gran palabra de honor de KoRo! Esto puede comprobarse fácilmente con nuestra lista de ingredientes: 100% cebolla.
Sí, nos abastecemos de cebollas orgánicas.
Las cebollas fritas son imprescindibles en clásicos como el spaetzle, los perritos calientes, las baguettes de cebolla o el puré de patatas. Pero también nos encantan como adorno crujiente en cuencos, sopas o ensaladas.
Evolución del precio "Cebolla crujiente sin grasa BIO 500 g"

Así es como ha evolucionado el precio a lo largo del tiempo

¡Toda la información sin garantía!

5/5

4 Valoraciones


100%
0%
0%
0%
0%
Dafne M.  | 29.04.2022

Detalles

Definitivamente inusual, me gusta mucho espolvorearlas en algunos de los platos que preparo, hacen que todo sea más sabroso y crujiente

Se la primera o el primero en marcar esta información como "útil"
elisa s.  | 26.04.2022

son adictivos

una droga. nada que añadir

A 1 persona(s) les ha parecido útil esta información
Natascha V.  | 22.04.2022

Súper sabroso, no volveré a comprar cebollas asadas "estándar" del supermercado.

Como es difícil encontrar cebollas asadas ecológicas sin grasa, me alegré mucho de probar este producto. Y se nota claramente la diferencia: las cebollas asadas de Koro huelen realmente bien y son simplemente deliciosas.

Se la primera o el primero en marcar esta información como "útil"
Manuela W.  | 21.04.2022

Crujiente, sabroso y sin grasa

Confieso que al principio era escéptica, las cebollas asadas hechas sin grasa y de color bastante claro, PERO: ¡Estas cebollas asadas me han convencido completamente! Dulce y encebollado, aromático y crujiente, simplemente delicioso. Soy un apasionado de la panadería de masa madre y con sólo 80 gramos de estas cebollas asadas horneo 2000 gramos de pan de cebolla crujiente y muy aromático. Nunca más las bombas de grasa de palma del supermercado

A 4 persona(s) les ha parecido útil esta información

Los clientes también compraron