¡Suscríbete a nuestro newsletter para recibir descuentos y ofertas exclusivas!

Cesta de fermentación de pan ovalada

11,00 €*

Precios con IVA incluido, más gastos de envío

Envío gratuito

  • Perfecta para hornear pan o como cesta de almacenaje
  • 100 % ratán natural con tela de lino
  • Para 0,75 - 1 kg de masa
  • Forma ovalada: 28 x 14 x 7 cm
  • Perfecta para profesionales o personas aficionadas

Disponible de inmediato, plazo de entrega: 7 días laborables

Cómpralo ahora: Cesta de fermentación de pan ovalada

No hay nada mejor que el olor a pan recién horneado que inunda tu casa y que te lleva directo a la mesa para tomar desayuno. Tomas un pan y lo cortas: por fuera está supercrujiente y por dentro muy suave y blando y agregas tu crema para untar favorita... Uff, ¿a quién no se le hace agua la boca? En KoRo podrás encontrar todo lo que necesitas para hacer tu propio pan: harina para la masa, semillas de calabaza para el toque crujiente y sirope de agave para el toque dulce. Y para que la masa suba y quede suave y para que parezca un pan de panadería con un patrón en su superficie, solo necesitas una cosa más: nuestra cesta de fermentación de pan. De esta manera podrás seguir la receta de tu abuela de manera sencilla ¡Compra ahora nuestra cesta!

Cesta de ratán para el pan perfecto

Nuestra cesta de fermentación se fabrica con ratán natural, así tu pan será 100 % pan y 0 % químicos. Esta tiene una forma ovalada y sus medidas son 28 x 14 x 7 cm, por lo tanto tiene un tamaño medio. En ella podrás fermentar aproximadamente 0,75 a 1 kg de pan. Lo mejor de todo, es que es superfácil usarla: una vez pasado el tiempo de fermentación, deja reposar la masa en la cesta durante 30 minutos. Esto le dará una consistencia aireada. Además, la tela de lino tiene un efecto refrescante: tu masa no se secará y por lo tanto se mantendrá fresca por más tiempo. Una vez que coloques la masa en el horno, obtendrás un patrón en la superficie de la masa. Y si lo prefieres, puedes usar la cesta como frutero o para colocar tu pan recién horneado. Nuestra cesta de fermentación está hecha de ratán y se fabrica a mano en China; ¡es un producto de gran calidad!

Comprar cesta de fermentación de KoRo

Nuestra cesta de fermentación de ratán y tela de lino hará magia con la masa; obtendrás un pan perfecto, ya sea para tu casa o para tu panadería. No importa si eres profesional o principiante, esta cesta es perfecta para preparar todo tipo de pan que necesite tiempo de fermentación. ¿Ya te hemos convencido de comprarla? Entonces es momento de darte algunas ideas para hornear: ¿qué tal te vendría un jugoso pan de yogur o un pan con avena? Con tu propio pan horneado llevarás tu desayuno a otro nivel y sorprenderás a todas tus invitadas e invitados. ¡Compra ahora esta cesta de fermentación y manos a la obra!

Número de producto: BROT_001
Origen Vietnam
Contenido 1 unidad(es)
Fabricante KoRo
EAN/GTIN 4260718291053
Alérgenos Etiquetado de alérgenos
Tiempos de envío Tiempo de entrega
Empresa KoRo Handels GmbH
Hauptstraße 26, 10827 Berlin
Material Rattan
Denominación de venta Gärkörbchen
Información de etiquetado La información sobre ingredientes, valores nutricionales y paquetes puede variar. Para obtener información exacta, por favor, revisa la descripción del producto.
Evolución del precio

Así es como ha evolucionado el precio a lo largo del tiempo

¡Toda la información sin garantía!

Preguntas frecuentes: Cesta de fermentación de pan ovalada
Keine Suchergebnisse vorhanden.
No es necesario usar una cesta de fermentación para hornear pan. En caso de emergencia, puedes usar como alternativa una ensaladera suficientemente grande o un colador para pasta. Sin embargo, si improvisas, tienes que contar con que tu masa no suba de forma ideal y tendrás que prescindir de los surcos.
Este material se obtiene de las palmas de ratán, más concretamente de los brotes interiores de la planta. En el sudeste asiático, el ratán se utiliza tradicionalmente para fabricar cestas y sillas. Este material es fácil de doblar y, por lo tanto, con él también se pueden fabricar, entre otras cosas, cestas de fermentación como esta.
Esta cesta de fermentación es ovalada; con ella podrás hacer un pan con una forma alargada muy profesional.
Especialmente antes del primer uso debes enharinar bien la cesta de fermentación y la masa. Así, se necesitará menos harina para su uso posterior, ya que siempre quedarán residuos. La harina de centeno es especialmente adecuada para esto, sin embargo, la de trigo o la de espelta también dan buenos resultados.
Tras el tiempo en la cesta de fermentación, el pan debe hornearse... Pero, ¿cómo se sabe si la masa está lista para hornear? Hay una prueba de presión con los dedos que puedes usar para determinar si la masa ha alcanzado la consistencia perfecta. Si la masa parece demasiado pequeña al presionarla y ofrece una resistencia importante, aún no está lista para hornear. Si, por el contrario, es plana y deja huellas claramente visibles, probablemente ha estado fermentando demasiado tiempo. Te llevas el premio gordo si es grande, elástica y ofrece poca resistencia. ¡Importante!: ¡nunca metas la cesta con la masa en el horno! En su lugar, coloca la masa en una rejilla forrada con papel de hornear y luego métela en el horno.
Esta cesta de ratán mide 22 x 14 x 7 cm, por lo que es mediana. En ella podrás fermentar entre 0,75 y 1 kg de masa.
No importa si te dedicas a la panadería de manera profesional o como hobby ya que la cesta de fermentación puede usarla cualquier persona que quiera desahogarse en la cocina. Y si este no es el caso, esta cesta es perfecta para servir el pan.
Esta cesta mide 42 cm de largo, 15 cm de ancho y 8 de alto; en ella cabe aproximadamente 1 kg de pan.
Una cesta de fermentación permite que la masa descanse antes de la cocción y favorece una fermentación óptima. Sin embargo, la masa no sólo descansa, sino que puede extenderse y adoptar la forma deseada.
No, por supuesto que puedes hacer un pan delicioso sin una cesta de fermentación. Sin embargo, cuando horneas el pan sin una cesta de fermentación, el resultado puede parecerse más a una tortita o a un pastel plano sin mucha forma y como la comida también entra por los ojos, la cesta de fermentación es una forma fácil de hacer que tus panes sean más atractivos. Además, la cesta de fermentación simplifica la tarea de mezclar la masa y evita que queden restos de masa en la superficie de trabajo. Por cierto, la cesta de fermentación en sí no se hornea con el pan, es solo para el proceso de fermentación. Antes de hornearla, la masa se debe sacar de la cesta de fermentación y colocarse en una bandeja de horno.
Antes de utilizarla, vuelve a enharinar bien la cesta y la masa. Una vez transcurrido el tiempo de subida principal, coloca la masa sin apretar en la cesta de fermentación (apretarla es bastante contraproducente). A continuación, pon la tela de lino encima y deja que la masa fermente. Ahora puedes calentar el horno. Normalmente, la masa no debe permanecer en la cesta más de 30 minutos antes de meterla en el horno.
La cesta entra en juego una vez que la masa haya cuajado y haya subido correctamente. Antes de usar la cesta, enharínala bien. A continuación, coloca la masa en la cesta durante un máximo de 30 minutos para que adquiera la forma y los surcos. Mientras tanto, precalienta el horno para que, cuando termine el tiempo de fermentación, puedas colocar el pan directamente en la bandeja y meterlo en el horno. Ahora nos queda más que sentarte frente al horno y ver como tu pan se hornea. Como resultado tendrás un pan bien formado con unos surcos llamativos en la parte superior, tal como el de tu panadero favorito.
Si quieres limpiar tu nueva cesta de fermentación después de usarla, no hay mucho que tener en cuenta. Si la has espolvoreado con mucha harina, solo tienes que limpiarla con un cepillo. También puedes limpiarla con agua de vez en cuando, pero luego ponla a secar al sol para que la humedad se evapore.
Para nuestra cesta de fermentación hemos optado por el ratán natural y para esto hay dos razones: las cestas de plástico no son más que cuencos y aunque no resecan la masa, esta queda menos fresca y aireada. Las cestas de fermentación hechas con materiales naturales dejan surcos finos que dan un aspecto más profesional y, sinceramente, mucho más bonito. Además, nuestra cesta tiene una funda de lino con un bonito motivo de KoRo. Esta cubre la masa durante el tiempo de fermentación de forma que repele la suciedad y también tiene un efecto refrescante: la masa no se seca y se mantiene fresca durante más tiempo.
Si simplemente vuelcas la masa fuera del molde, esta puede perder su forma y estructura. Por eso lo mejor es poner la rejilla cubierta con papel de hornear boca abajo sobre la cesta y luego voltearla.

Esto dice nuestra clientela sobre nuestra/o Cesta de fermentación de pan ovalada

5/5

3 Valoraciones


3
0
0
0
0

5 estrellas

4 estrellas

3 estrellas

2 estrellas

1 estrella

Sube solo vídeos y fotos que pesen no más de 4MB cada uno. Los formatos permitidos son los siguientes: jpg, png, mp4, mov

Anónimo

25.01.2024

Guter Preis

Nichts Weltbewegendes, aber erfüllt den Zweck. Besonders ist der gute Preis gegenüber vergleichbaren Produkten. Heute erstmals benutzt, siehe Foto :-)
F

Florian B.

21.01.2024

Cumple plenamente su propósito.

Estoy muy satisfecho. Buena mano de obra y buena relación calidad-precio.
J

Johanna K.

20.01.2024

Bonito, sencillo, funcional.

Acabado limpio, tamaño según especificaciones. Buena relación calidad-precio

Los clientes también compraron